Inicio » Noticias » Estatales » Hidalgo » Tulancingo quiere la cuenca lechera con mayor tradición

Tulancingo quiere la cuenca lechera con mayor tradición

CONCEPCIÓN OCÁDIZ. EL SOL DE TULANCINGO. TULANCINGO, Hidalgo. La zona de Tulancingo sigue luchando por ser la cuenca lechera con mayor tradición y abolengo, reconocida en todo México por la calidad genética del ganado y la producción de derivados lácteos.

Por ello se le tiene que seguir apostando al campo y a la reactivación del Valle en el rubro.

“Hay que apostarle a la inversión para adquirir ganado bovino”, así lo expresó Rodolfo Castelán López, presidente de la Fundación Hidalgo Produce.

Comentó que se han presentado problemas a lo largo de las últimas dos décadas.

Principalmente, agregó, por la descapitalización y urbanización de los terrenos en Tulancingo.

Además: “Los ranchos grandes que gozaban de este reconocimiento han venido cada vez más cerrando sus puertas, vendiendo todo su ganado y cambiando de actividad”.

Con lo anterior, se han incrementado cada vez más las zonas temporaleras de la región y propiciando el surgimiento de explotaciones en el ámbito familiar, donde el promedio de los hatos es de aproximadamente 8 vacas, dijo Castelán López.

En lo que respecta a sus terrenos, no cuentan con más de 5 hectáreas que destinan al uso de esquilmos agrícolas de la producción de cebada, avena y en menor medida de maíz.

Utilizan pastoreos en las épocas de lluvias; estos sistemas no sólo han venido subsistiendo, sino que están creciendo y se enfocan a la producción de cambios tecnológicos.

Optan también por la siembra de praderas de riego ya sea de corte o pastoreo en Acatlán, Tulancingo, Metepec, Cuautepec y Santiago, donde los sistemas son semiestabulados y tienen características de crecimiento en sistemas de ordeña mecánica y utilización de ensilajes.

“Respecto a la mejora genética, por el uso de inseminación artificial y transferencia de embriones se generan empleos directos de las propias familias dedicadas a esta actividad”.

DIVERSIFICACION

La mayor parte de esta producción de leche es acaparada por los industriales del queso ubicados en Acatlán y Tulancingo.

“Ellos procesan casi 80 por ciento de la leche producida en esta región y en menor medida de algunas otras del estado, siendo éste su principal canal de comercialización, por lo cual existe un gran reto para buscar opciones viables que beneficien a los productores de este sector para la venta de su producto”.

Castelán López señaló que Agricultura del Gobierno del Estado ha impulsado la tecnificación de esta actividad con los programas de asistencia técnica y mejoramiento genético.

“El gobierno se ha enfocado en beneficiar a productores de la región con la construcción y rehabilitación de establos, bodegas, establecimiento y rehabilitación de praderas que han venido generando el crecimiento de esta actividad entre las familias rurales”.

Y hay todavía muchas cosas por hacer, precisó el entrevistado.

“Todo este esfuerzo se ha venido consolidando en el Valle de Tulancingo; respecto a la actividad lechera, debemos recordar que la organización de los productores de leche es pieza fundamental a fin de lograr resultados que impulsen las actividades pecuarias y se generen alimentos de calidad y de gran importancia para la población, como lo es la leche”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *