miércoles , 12 agosto 2020
Inicio » Noticias » Ciencia » Universidad Autónoma del Estado de México estudia al Búho Afilador

Universidad Autónoma del Estado de México estudia al Búho Afilador

Notimex.

TOLUCA, México. La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), a través de su Facultad de Ciencias, es la primera institución en llevar a cabo estudios sobre la situación actual de la conservación del Búho Afilador (Aegolius acadicus) y sus condiciones en el Nevado de Toluca.

Juan Pablo Medina Castro, alumno de la institución, es el autor del proyecto titulado “Algunos aspectos sobre la biología y la conservación del Búho Afilador” el cual busca generar una visión objetiva de la situación de esta especie, considerada la máxima depredadora de roedores del Nevado de Toluca.

Explicó que la importancia de esta especie de búho, que se caracteriza por anidar en cavidades, radica en que es una de las mejores controladoras biológicas, ya que por sus características, puede eliminar plagas de roedores que podrían afectar aún más las condiciones actuales del volcán.

Detalló además que para este proyecto, la Facultad de Ciencias, a través de un grupo de investigadores, académicos y alumnos, trabaja en coordinación con instancias gubernamentales, organizaciones civiles y la población del lugar.

Medina Castro señaló que entre las acciones que se realizan, está la instalación de cajas nido en la región, las cuales son importantes debido a que en el volcán hay muy pocos árboles con cavidades para que aniden estas aves.

Esta especie de búho, añadió, es considerada un excelente indicador de la calidad de un hábitat, porque requieren de una gran cantidad de alimento, es decir, roedores, que en ciertos momentos generan un equilibrio en los bosques.

Indicó que datos preliminares permiten establecer que en la zona existen 24 búhos y mediante la estrategia de conservación implementada por la Facultad de Ciencias de la UAEM se tiene como propósito ampliar la población y contar con datos más precisos sobre ella.

Medina Castro refirió que recientemente, instancias federales donaron un lote de madera confiscada, que permitió elaborar 150 nidos que a más tardar en abril, serán colocados en diversas zonas del Nevado de Toluca y serán fundamentales para la conservación de la especie, que a pesar de no estar en categorías de protección, requiere cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *