Inicio » Noticias » Nacionales » Urge establecer nuevos mecanismos de comercialización de alimentos que eliminen el intermediarismo

Urge establecer nuevos mecanismos de comercialización de alimentos que eliminen el intermediarismo

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE DIPUTADOS.

PALACIO LEGISLATIVO. El diputado Eraclio Rodríguez Gómez (Morena), presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, urgió a llevar a cabo nuevos mecanismos de comercialización de alimentos en el mercado nacional, que eliminen el intermediarismo y permitan acercar a los productores con los consumidores, para tener una mejor distribución a precios accesibles y evitar el desperdicio.

Durante el foro “Desarrollo Sostenible, Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024”, el legislador aseguró que “quienes no invierten tienen la mayor utilidad”.

La producción y sus insumos son temas relevantes que deben abordarse.

La distribución tiene que entrar en un proceso de regulación del mercado que apoye a los compradores e incentive el consumo de frijol o de la tortilla; es decir, de productos más nutritivos y de calidad para desechar los de poco valor. Este es otro tema que debe atenderse en el PND, afirmó.

Rodríguez Gómez propuso definir una estrategia para que los consumidores compren alimentos de forma directa a los productores, porque existe una gran brecha alentada por los gobiernos anteriores, al dejar en manos de particulares la distribución que ha permitido una manipulación; porque a los agricultores se les compra barato y a los compradores se les vende caro. 

“No es posible que a los productores se les pague el kilo de maíz a 3.30 pesos, del cual se puede elaborar un kilo 600 gramos de tortilla, y ésta se venda en 17 pesos el kilogramo, o el frijol se compre en nueve pesos en el campo y en las tiendas de la Ciudad de México se oferte en 40 pesos el kilogramo”. 

Consideró que se tiene la oportunidad de incidir en el PND para diseñar políticas públicas y programas que permitan sacar al país del atraso en que se encuentra y tener una mayor eficiencia en el reparto de los escasos recursos económicos, para consolidar los vínculos entre el Legislativo, Ejecutivo y la sociedad civil.

Se pronunció por tomar en cuenta a todos los investigadores y universidades, para alentar el desarrollo regional y nacional a partir del PND. Todos tenemos mucho qué compartir, en particular una nueva visión que enriquezca la propuesta. El objetivo es el de escuchar a los diversos sectores, en el marco de una verdadera comunicación.

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, diputada Beatriz Manrique Guevara, dijo que en el PND el desarrollo sostenible se debe considerar un eje transversal de las políticas públicas.

Refirió la importancia del parlamento abierto para que se consolide como el mecanismo que escuche las propuestas de los diversos sectores; sin embargo, es fundamental que las proposiciones incidan en el diseño de las políticas públicas para derivar en un trabajo conjunto.

La legisladora comentó que por primera vez, la Cámara de Diputados tiene la oportunidad de contribuir e incidir en el PND y en la visión que tiene el gobierno federal para los próximos seis años. 

La diputada Pilar Lozano Mac Donald, presidenta de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Urbano, Ordenamiento Territorial y Movilidad, resaltó que la tarea fundamental de los legisladores es nutrir el PND enviado por el Ejecutivo y enriquecerlo con propuestas, a fin de tener un mejor plan de trabajo.

Señaló que la nueva manera de trabajar del Congreso, a través del parlamento abierto, es relevante y un precedente para que se tomen en cuenta las aportaciones y sugerencias de los sectores, porque si no, no habría caso alguno de este ejercicio. 

La diputada Julieta Macías Rábago (MC) refirió la importancia de incrementar el presupuesto para la conservación y preservación del medio ambiente. Preguntó a los expertos ¿qué otro tipo de indicadores ambientales proponen para definir estrategias? 

Octavio Jurado Juárez, gerente general de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), sostuvo que el actual modelo agroalimentario evidencia síntomas de agotamiento por el uso excesivo de agua en la siembra. Propuso abordar el tema a largo plazo, más allá del sexenio y, que el presupuesto no se centre sólo en la visión sectorial sino en la territorial, motivándose en lo local. 

Reconoció como un cambio sensible en el PND, colocar al territorio por encima de los sectores. Es una valiosa propuesta vincular el desarrollo económico y el territorio, para alentar acciones locales que repercutan en lo federal. No obstante, pidió una señal clara de hacia dónde va la agricultura en el presente siglo. Planteó un modelo más cooperativo entre los sectores para promover la producción con protección del medio ambiente.

Un desafío que tiene la Cámara de Diputados, es darle no sólo sostenibilidad al medio ambiente, sino a la política pública, en particular a la estructura del gasto, “que evite inventar al país” cada sexenio con un cambio de gobierno, sostuvo.

Francisco Zepeda Mondragón, director de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del estado de México, apuntó que debe fortalecerse en el PND la prevención por riesgos causados a fenómenos naturales, mediante un sistema de alerta temprana y que los municipios tengan atlas de riesgo para conocer los peligros en las zonas.

Criticó la reducción presupuestal para monitorear incendios y otras contingencias, cuando la prioridad es preservar y aumentar la calidad de vida de la población. Sostuvo que los siete sistemas de alerta temprana existentes son insuficientes. Resaltó la necesidad de que gobierno y universidades trabajen conjuntamente para preservar el medio ambiente, a través de más inversión.

Gerardo Arroyo O’Grady, director de Desarrollo Sustentable del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), planteó la necesidad de transformar la forma de vida, los patrones de consumo y la producción, con el propósito de vincular el crecimiento con la naturaleza, su protección y preservación, con el objetivo de abatir la pobreza y el hambre. Por ello, las políticas ambientales deben ser prioridad rumbo a la Agenda 2030 de la ONU.

La perspectiva de desarrollo, cuidando la naturaleza, es prioritaria y establece una nueva era en la forma en que gobierno y habitantes deben actuar y reaccionar, porque de ello depende el futuro, donde las metas económicas no se alcancen a costa de alterar más el medio ambiente y agudizar los efectos del cambio climático, con los graves riesgos a la vida, salud y ambiente. 

Consideró como gran acierto en el PND, vincular acciones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Es una matriz que sensibiliza las relaciones entre los ejes y objetivos. Abre la oportunidad de tener más indicadores para monitorear los temas ambientales y visibilizar el cruce de información sobre la disponibilidad de presupuesto necesario para lograr las metas.

Enriqueta Molina Macías, presidenta del Comité Coordinador de Implementación de la Estrategia Mexicana para la Conservación Vegetal de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, se pronunció porque el PND promueva una visión integral y de largo plazo en las políticas públicas, que alienten a aumentar la producción de alimentos con sustentabilidad del medio ambiente, para proteger la riqueza genética de México, al poseer el 10 por ciento de las especies vegetales en el ámbito mundial.

Sostuvo que se requieren estrategias a la medida de cada región, con el objetivo de aprovechar las especies oriundas y obtener valor agregado que garantice rentabilidad a los productores, identificando usos medicinales y propiedades nutricionales susceptibles de aprovecharse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *