viernes , 22 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Ciencia » Usan camarones para mantener construcciones

Usan camarones para mantener construcciones

JESSICA ARELLANO. EL SOL DE CUERNAVACA.

Científicos de la UAEM buscan alternativas para reducir la cantidad de desperdicios y disminuir la contaminación.

Ante la emergencia por el cambio climático, es necesario disminuir la contaminación en procesos productivos mediante el reciclaje y la separación de basura, es por ello que el Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), está trabajando en el desarrollo de diversos proyectos que ayudarán a ser más amigables con el medio ambiente.

Carmina Menchaca Campos, directora interina del CIICAp, señaló ante un proyecto de tesis de doctorado, que los desechos de los crustáceos, como es el caparazón de camarones, se comenzaron a utilizar como inhibidores para la corrosión en la industria de la construcción para el concreto armado.

Explicó que el concreto armado además de llevar los materiales que lo forman, también lleva varillas, las cuales en muchas circunstancias atmosféricas se comienzan a corroer.

Al ser el camarón uno de los principales alimentos que se consumen no solo en la costa, sino también al interior del país, se obtiene el quitosano y la quitina, con los cuales producen películas protectoras de corrosión en los materiales de construcción, proceso que ya están patentando y esperan pronto poder realizar la pruebas piloto.

Ya se hicieron en el laboratorio ya tenemos algunas respuestas, por eso podemos decir que funciona como inhibidor para la corrosión y habría que hacer pruebas pilotos más grandes, en plantas y demás para ver la eficiencia de este proceso.

Enfatizó que con este proyecto se toman los desechos de la industria alimentaria, proceso que ayuda a disminuir el volumen de basura que llega a los tiraderos, y se beneficia a la industria de la construcción.

El proceso ya está patentado y se espera poder realizar pruebas piloto a gran escala.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *