Inicio » Opinión » USTR: entre la elección y la mañosa actuación

USTR: entre la elección y la mañosa actuación

ALICIA SALGADO. CUENTA CORRIENTE. EXCÉLSIOR.

El representante comercial se comprometió a revisar los daños de productos estacionales perecederos.

El compromiso asumido por el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, es una clara muestra de que en México el presidente Andrés Manuel López Obrador debería iniciar la construcción de una estructura efectiva de defensa/ofensa en materia comercial y laboral, pues, de lo contrario, será difícil que pueda librar el impacto de medidas arancelarias unilaterales que se imponen al amparo de “leyes locales”, con o sin tratado.

La carta enviada por el titular de la USTR a los senadores Marco Rubio, Rick Scott y Bern Buchanan, de Florida, en la que reconoce que se comprometió a revisar la oferta de productos perecederos estacionales que exporta México al mercado norteamericano, señala con claridad el compromiso de iniciar de inmediato (enero 9), con las agencias relevantes en los Estados Unidos, una investigación sobre el mercado de productos estacionales perecederos para recopilar y reunir la documentación que compruebe el uso de políticas en México que distorsionan el comercio bilateral y facilita que se vendan por debajo de costos del mercado en perjuicio  de los productores estadunidenses.

La respuesta, cínica pero clara, subraya que una vez que hayan transcurrido 60 días a partir de la entrada en vigor del T-MEC (lo que se presume sucederá en junio), en lugar de celebrar, en México el gobierno tendrá que enfrentarse con la nueva de que se han impuesto aranceles a los productos perecederos estacionales, pues el compromiso de Lighthizer
es ese: dar a conocer en esos 60 días posteriores a la entrada en vigor del T-MEC, un plan para que las autoridades  apliquen los remedios que contengan los efectos perniciosos que tiene dicha política sobre sus productos.

Fíjese usted lo hipócrita de la amenaza: en la negociación de cierre del TLCAN se dejó fuera por convenio de las partes, la pretensión estadunidense de imponer un sistema de monitoreo de precios estacional de perecederos, esto es, la estacionalidad agropecuaria.

Justo por ello, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega, le envió una misiva al presidente Andrés Manuel López Obrador para alertar sobre la intención real que tiene el gobierno de los Estados Unidos de pasarse por el arco del triunfo los acuerdos del T-MEC en materia de temporalidades agrícolas, pues tan pronto como en este febrero, Comercio y Agricultura iniciarán las audiencias con los productores de perecederos de Georgia y Florida.

Sabemos que en la Secretaría de Economía de Graciela Márquez están identificando los productos que están en la mira de los productores de Florida y Georgia. Para nadie es un secreto que el caso del Jitomate es un buen antecedente para establecer el mecanismo de defensa que debe ser ejecutable antes de 90 días contados a partir de febrero.

El sector sabe que Jesús Seade, el subsecretario para América del Norte, considera que el mecanismo acordado para integrar paneles efectivos de solución de controversias, permitirá limitar la imposición unilateral de aranceles en Estados Unidos, pero los productores saben que la decisión de desplazar el libre mercado en perecederos está en marcha.

Es un tema político, pero ante todo van por el mercado de exportación hortofrutícula, el mercado de berries, pepinos, chiles morrones; y usarán toda clase de mentiras , incluso fitosanitarias, como inspecciones y rechazos por virus rugoso para desplazar a los mexicanos. ¿Qué está en juego para el presidente López Obrador? 400 mil empleos. ¿Qué les duele? pierna de cerdo, pollo en pedacería, naranjas, manzanas y fructuosa de Florida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *