miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Ciencia » Utilizan la genética para proteger al ganado de la tuberculosis bovina

Utilizan la genética para proteger al ganado de la tuberculosis bovina

NOTIMEX.

Científicos chinos produjeron una manada de vacas genéticamente modificadas que serían capaces de protegerse de la tuberculosis bovina (TB), enfermedad infecciosa crónica causada por la bacteria Mycobacterium bovis que también afecta a las personas.

Investigadores del Ministerio de Agricultura de China en la Northwest A&F University, en la ciudad de Yangling, han dado un gran paso para tratar de salvaguardar al ganado y evitar a largo plazo su sacrificio, haciendo uso de la tecnología genética.

Los especialistas insertaron un gen de ratón, identificado como SP110, a los genomas del ganado que tienen células inmunes que son mejores para frenar el crecimiento de la bacteria y son menos susceptibles a desarrollar los síntomas de la turberculosis.

La inserción del gen se realizó a un conjunto de vacas Holstein-Friesian a través de una nueva técnica de modificación genética conocida como TALEN, que son enzimas artificiales de restricción que cortan las hebras de ADN en una secuencia específica.

El gen insertado “redujo significativamente la patología” asociada a la infección en las vacas de la raza frisona, la más común en las granjas lecheras, y además la modificación genética protectora “la heredaron a sus hijos”, sostienen los científicos.

El SP110 protege a las vacas contra los bajos niveles de infección de TB, pero aún queda por determinar su eficacia cuando estén expuestas a altas dosis del patógeno, precisa la investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

“Nuestros resultados contribuyen al control y prevención de la TB y proporcionan una visión previamente no identificada en la cría de animales resistentes a las enfermedades.

La bacteria causante de la tuberculosis bovina se encuentra presente alrededor del mundo, pero representa un serio riesgo en muchas zonas de Nueva Zelanda, Reino Unido, África y Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *