Inicio » Centro de Documentación » Versión estenográfica. Clausura de la XXXVI Asamblea General Ordinaria Consejo Nacional Agropecuario (CNA)

Versión estenográfica. Clausura de la XXXVI Asamblea General Ordinaria Consejo Nacional Agropecuario (CNA)

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

Acto al que asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO. MODERADOR: Como Consejo Nacional Agropecuario también queremos transformar el campo mexicano. A continuación, vamos a dar pie a la entrega de algunos reconocimientos especiales que el Consejo Nacional Agropecuario quiere realizar el día de hoy.

Le vamos a solicitar de manera muy respetuosa y atenta al licenciado Andrés Manuel López Obrador, al doctor Víctor Villalobos Arámbula y a nuestro presidente, el ingeniero Bosco de la Vega subir al templete para llevar a cabo la entrega de estos reconocimientos. Por favor, si pueden pasar al frente.

El Consejo Nacional Agropecuario reconoce a quienes han realizado una excelente labor en beneficio del sector agroalimentario. En esta ocasión se entregarán algunos reconocimientos a quienes realizaron una gran labor en lo que fue la defensa del Tratado de Libre Comercio con América del Norte y el hoy casi llamado T-MEC.

Reciben este reconocimiento por la defensa del sector agroalimentario en el proceso, en la participación, en el proceso de negociación y sobre todo por los resultados en beneficio de nuestro sector primeramente al ingeniero Mario Fuentes Raya, quien es vicepresidente de Sanidad e Inocuidad y quien estuvo coordinando la mesa de medidas sanitarias y fitosanitarias en el Cuarto de Junto del Tratado de Libre Comercio, en la negociación.

De igual manera y a nombre de la nutrida participación de las personas que participaron dentro del Cuarto de Junto, le vamos a entregar un reconocimiento a Norberto Valencia Ugalde, quien es director de Comercio Exterior del Consejo Nacional Agropecuario.

De igual manera, quienes también sin su trabajo creemos que el resultado que se hubiera obtenido no hubiera sido el que realmente se terminó con la negociación, le vamos a entregar un reconocimiento al licenciado Ismael Reyes Retana Tello, quien es socio de White & Case. Le damos un reconocimiento por la labor realizada en la defensa del sector agroalimentario mexicano.

Un tema toral para el Consejo Nacional Agropecuaria fue el tema laboral y también le entregamos un reconocimiento a quien fue el coordinador también de la mesa de trabajo laboral, al ingeniero Mario Steta Gándara, del Consejo Nacional Agropecuario, quien es nuestro vicepresidente de Bienestar Laboral del Consejo Nacional Agropecuario.

También le entregamos un reconocimiento al licenciado Francisco de Rozensweig Mendialdua, quien es socio también de White & Case, por el gran trabajo también realizado y los resultados obtenidos en esta negociación del tratado más importante que tiene nuestro país en el mundo.

Y vamos a entregar también un reconocimiento muy especial, muy sentido de parte de quienes integramos el Consejo Nacional Agropecuario por su visión, por su trabajo realizado a favor, no solamente del Consejo Nacional Agropecuario, sino también del sector, y además quien fue nuestro presidente fundador, el primer presidente del Consejo Nacional, a don Víctor Gavito Marco. Le entregamos un reconocimiento muy especial de todos los que conformamos el Consejo Nacional Agropecuario a don Víctor Gavito Marco por esa gran visión que tuvo hace 36 años de constituir lo que el día de hoy es esta gran organización. Le damos un fuerte aplauso a don Víctor Gavito y un agradecimiento por toda su labor.

A continuación, el Consejo Nacional Agropecuario reconoce y cada año realiza lo que es el Premio Nacional Agroalimentario.

Vamos a transmitir un video para que puedan dimensionar lo que significa el Premio Nacional Agroalimentario y posteriormente entregar a los galardonados el Premio Nacional Agroalimentario 2019.

Corre video, por favor.

(INICIA VIDEO)

VOZ HOMBRE: El Premio Nacional Agroalimentario es el máximo galardón para empresas y organizaciones agroalimentarias otorgado por el Consejo Nacional Agropecuario.

Es el único premio en su tipo en México y permite identificar a líderes del sector agroalimentario que sean ejemplos a seguir y marquen la pauta del desarrollo empresarial y social.

El riguroso proceso del premio está basado en el modelo agroalimentario de calidad que reúne a las mejores prácticas empresariales del mundo. Todos los participantes se avalúan en cuatro grandes áreas: clientes, operación, personas y valor creado. Reciben un informe que identifica sus áreas sólidas y sus áreas de mejora.

Las empresas que llegan a ser finalistas son visitadas en sus instalaciones por evaluadores calificados para garantizar la imparcialidad, los jueces honoríficos toman sus decisiones con información codificada sin conocer los datos de las empresas.

Desde el año 2005 se han hecho merecedores de este premio un selecto número de empresas de distintos giros y tamaños, todas ellas grandes ejemplos a seguir, cuyas experiencias debemos replicar en otras organizaciones de nuestro sector.

Reconocer los esfuerzos de los galardonados contribuye a promover una cultura de calidad en las empresas agroalimentarias mexicanas que les permite competir de manera exitosa en los mercados nacionales e internacionales.

Premio Nacional Agroalimentario.

(FINALIZA VIDEO)

MODERADOR: Enseguida se hará la entrega de la presea a los ganadores del Premio Nacional Agroalimentario 2019 que, como ustedes pudieron ver, es el premio en su tipo más importante que entrega el sector agroalimentario a nivel nacional.

Recibe el Premio Nacional Agroalimentario en la categoría de Empresa Primaria Grande, el licenciado César Méndez García. Muchas felicidades a la empresa Producción Agrícola Aguilares.

Y a continuación tenemos un segundo ganador también, pero en una categoría agroindustrial grande, quien es la empresa galardonada Pinza Congelados S.A. de C.V.

Le damos un fuerte aplauso a los ganadores del Premio Nacional Agroalimentario 2019, que son un ejemplo a seguir, son empresas de calidad mundial que nos ponen un ejemplo de lo que debemos de hacer por el bien del sector y de nuestro país.

Muchísimas felicidades a ambas empresas ganadoras del Premio Nacional Agroalimentario.

A continuación, le vamos a solicitar al secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, al doctor Víctor Villalobos, nos dirija un mensaje.

Le damos un aplauso al doctor Víctor Villalobos para que nos dirija un mensaje a todos los asistentes.

VÍCTOR VILLALOBOS ARÁMBULA, SECRETARIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL: Con su permiso, señor presidente.

Saludo con aprecio y respeto a todas las personalidades de la mesa principal, igualmente un saludo a todos ustedes asistentes a esta 36 Asamblea General Ordinaria del Consejo Nacional Agropecuario.

Estimados amigos:

En diferentes eventos e incluso en reuniones de trabajo con diversos actores del sector agroalimentario he tenido la oportunidad de reafirmar la alta prioridad que la Cuarta Transformación le da a la seguridad alimentaria de todos los mexicanos.

He expresado que tal seguridad alimentaria depende en gran medida de una política de Estado que defienda nuestra soberanía, para lo cual es muy importante lograr la autosuficiencia en al menos cinco productos básicos: maíz, frijol, arroz, trigo panificable y leche, reduciendo las importaciones y, en consecuencia, nuestra gran dependencia de los mercados externos.

También les he compartido otro gran objetivo que se refiere al gran esfuerzo que debemos hacer para sacar de la pobreza y de la marginación a millones de pequeños productores que habitan en los territorios rurales, lo que nuestro presidente ha llamado el rescate del campo.

Sabemos que el crecimiento de nuestro sector ha sido positivo en los últimos años, incluso superando las tasas de crecimiento de la economía en su conjunto; y sabemos que en gran medida eso ha sido gracias a un sector agroalimentario exitoso que es altamente productivo y muy competitivo a nivel global.

Queremos que siga siendo así, pero quisiéramos también que a la productividad y a la competitividad pudiéramos agregar la solidaridad para quienes han sido excluidos por las últimas tres décadas de los beneficios del desarrollo y el crecimiento económico.

Pagar la deuda que tenemos con millones de pobres no puede ser solamente una tarea del gobierno, es un compromiso que atañe a toda la sociedad, en especial a los sectores más avanzados y más favorecidos.

Porque además de la dimensión humana, la pobreza es un enorme lastre para el desarrollo de los países que tienen el potencial para incorporar a toda la población a mejores niveles de vida.

Debo reconocer la buena disposición que he encontrado en gran parte de ustedes, los agroempresarios, para apoyar las tareas del gobierno, y quiero citar un par de ejemplos que sustentan esta afirmación:

En primer lugar, su apoyo en las negociaciones del nuevo acuerdo comercial entre los Estados Unidos, Canadá y México. Recientemente tuve la oportunidad de participar en el Forum 2020, en Washington, junto con mis homólogos de los Estados Unidos, de Canadá y de Argentina, ahí reiteré nuestro compromiso con el comercio abierto y justo entre nuestros países, basado en reglas claras, pero afirmé que los beneficios de este intercambio comercial deben alcanzar también a nuestros pequeños productores.

También coincidimos en la importancia de fortalecer la innovación tecnológica para estar mejor preparados ante los retos de producir alimentos para la creciente población, sin dejar de lado la adaptación de la agricultura a los impactos del cambio climático que ya nos está afectando.

Otro ejemplo al cual quiero referirme es el de maíz para México, que suscribimos con las principales empresas agroalimentarias y que establece las estrategias de concertación entre los productores de maíz, las ramas productivas de alimentos, la agroindustria para incrementar la producción de este serial y reducir así las importaciones.

Ahí estamos trabajando con el liderazgo de nuestro presidente en impulsar la producción primaria y su productividad, así como los procesos de agregación de valor para propiciar un cambio tecnológico orientado a sistemas sustentables de producción.

Además, establecemos grupos de trabajo en toda la cadena de valor y el carácter regional que esto implica con instituciones como el Inifap Chapingo, Colegio de Postgraduados y también obviamente con los productores.

La administración federal da prioridad a programas sociales que incidan en la disminución de la pobreza, pero al mismo tiempo propone una nueva integración de las cadenas de valor para fortalecer el mercado interno, generando riqueza con la inclusión de los pequeños productores.

Estimados amigos:

En su visión 2030, el Consejo Nacional Agropecuario señala que el sector agroalimentario nacional encara grandes retos para lograr la seguridad alimentaria, sortear el cambio climático y contar con planes de acción frente a las circunstancias volátiles del mercado interno y del mercado internacional.

Tener claridad sobre la ruta que se debe trazar es fundamental, puesto que las actividades agroalimentarias están íntimamente ligadas a la estabilidad económica y a la estabilidad social de nuestro país.

En este sentido, es urgente y es necesario reposicionar a la agricultura en una visión de largo plazo que permita su desarrollo y sobre todo que logre la consolidación como un promotor del crecimiento y desarrollo económico en México, dejar de pensar como un sector de pobreza y de atraso para destacar su capacidad y calidad para la producción construyendo sinergias entre visión social, el desarrollo sustentable y la productividad por medio de la competitividad.

Coincidimos plenamente con todas las propuestas que ayuden a salvar al campo nacional y hacerlo más productivo, hacerlo más sustentable y hacerlo más incluyente, esto para producir más alimentos, generar más y mejores trabajos, ayudar a combatir la pobreza y lograr el bienestar de los pequeños productores y de sus familias.

Muchas gracias.

MODERADOR: Agradecemos la participación y el mensaje de nuestro secretario de Agricultura y Desarrollo Rural.

Y a continuación va a hacer uso de la palabra nuestro presidente del Consejo Nacional Agropecuario Bosco de la Vega Valladolid.

BOSCO DE LA VEGA VALLADOLID, PRESIDENTE DEL CONSEJO NACIONAL AFGROPECUARIO (CNA): Gracias.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de todos los mexicanos:

Es un honor para el CNA contar con su distinguida presencia en este evento tan importante para nosotros y para el sector agroalimentario nacional.

De igual forma damos también la bienvenida al ingeniero Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia y coordinador del Gabinete del Desarrollo Económico para México; saludo con afecto a nuestro líder del sector, al doctor Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural. Celebramos, señor presidente, que haya nombrado a un talentoso ingeniero agrónomo al frente de Sader, situación que no pasaba desde hace 25 años.

Saludo con aprecio a nuestra secretaria de Gobernación, la ministra Olga Sánchez Cordero; así como a la doctora Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; al gobernador del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Sánchez; también doy la bienvenida a diputados y senadores asistentes, así como saludo con afecto a nuestro presidente del CCE, licenciado Carlos Salazar Lomelín; así como nuestros colegas presidentes de Concamin, Concanaco, Coparmex, AMIS, Concanaco Ciudad de México y Antad.

Distinguidas y distinguidos miembros de la mesa de honor, representantes y titulares de las embajadas de 19 países y cuerpo diplomático acreditado en México, medios de comunicación, invitados especiales.

Saludo de manera muy especial a nuestros vitales y leales socios y asociados de nuestra organización, así como a nuestra profesional mesa directiva, conformada por talentosas mujeres y hombres, y a nuestro profesional staff del Consejo Nacional Agropecuario.

El CNA es un organismo cúpula del sector agroalimentario nacional, fundado ya hace 36 años y conformado por organizaciones y empresas de toda la República, representamos el 75 por ciento del PIB y el 78 por ciento de las exportaciones agroalimentarias que realiza nuestro país al mundo.

Representamos a toda la cadena productiva del sector agroalimentario, productores primarios, prestadores de insumos, servicios, empresas agroindustriales y comercializadoras de todas las ramas productivas, así como bancarias.

Somos más de un millón y medio de productores, principalmente pequeños y medianos, y también representamos a grandes productores de los sectores agrícola, agroindustrial, hortofrutícola, forestal, pecuario, pesca y acuacultura. Somos un vital y sector estratégico que es garante de la soberanía nacional y alimentaria de nuestro país.

Todos nuestros esfuerzos que en materia normativa, sanitaria, comercio exterior, presupuesto, capacitación, promoción, no distinguen el tamaño de productores agroalimentarios, trabajamos para todos, trabajamos para México.

Damas y caballeros:

Hoy estamos viviendo a nivel mundial y también en nuestro país cambios importantes que representan grandes retos para todos. En nuestro país el 1º de julio del 2018, en un proceso democrático y participativo, el pueblo de México dio un mandato por un cambio respaldado por 30 millones de ciudadanos. Sin duda, fue un reflejo de una sociedad que manifestó su inconformidad, su hartazgo.

¿Por qué?

Por violencia, por corrupción, pero también mediante el voto expresó una legítima esperanza de un profundo cambio. Este voto de esperanza se lo dieron a usted y a la Cuarta Transformación, señor presidente, y con ello inició un proceso de transformación a la vida política, social y económica de nuestro país.

Como país, tenemos grandes retos que estamos enfrentando. En su gobierno a un año y tres meses se han generado cambios muy importantes que quiero destacar:

Apoyamos el combate frontal a la corrupción que daña vertebralmente a nuestro país, reconocemos la transcendencia de la reforma laboral que ha mejorado sustantivamente los salarios de nuestros trabajadores, mejorando sus condiciones y fortaleciendo nuestro mercado interno.

Las acciones y programas de Precios de Garantía para granos y leche fresca a través de Segalmex impactarán favorablemente en ingresos de productividad a dos millones de productores agrícolas en condiciones de pobreza, generando así oportunidades, salud y bienestar para nuestro país.

Valoramos la disciplina fiscal y la eliminación de gastos superfluos, encabezando usted un gobierno más austero y responsable, siempre y cuando, señor presidente, no ponga en riesgo el desarrollo y el crecimiento de nuestro país.

El sector agroalimentario fue el sector que más dinamismo tuvo en el 2019, con una importante tasa de crecimiento del 2.1 por ciento con respecto al 2018, según el Inegi.

Nuestro sector representa el 8.2 por ciento del PIB y con ello generamos 14 por ciento de los empleos formales de México, representando 7.2 millones de trabajadores con la tasa más alta de crecimiento en el empleo del 3.44 por ciento.

Estamos exportando más de 37 mil millones de dólares con un superávit récord en la balanza comercial agroalimentaria de más de nueve mil millones de dólares en el 2019.

Y nos queda muy en claro que este crecimiento los datos duros y los indicadores antes señalados están impactando seriamente al desarrollo, bienestar y combate a la lastimosa pobreza histórica en el sector agroalimentario mexicano.

Señor presidente:

Hemos adoptado, con el liderazgo del Consejo Coordinador Empresarial, el compromiso que hoy le reiteramos a ante usted sobre la dimensión social de las empresas. El progreso y el bienestar no son posibles sin las personas, sin los trabajadores y sus familias, pero tampoco es posible si las empresas no invierten y, por lo tanto, no hay crecimiento y no hay oportunidades.

El nuevo sentido social de su gobierno está permeando en las empresas y se está reflejando en el sector agroalimentario. Cuando en 1991 participamos en el inicio de las negociaciones del TLCAN en el sector agroalimentario, preveíamos graves problemas; y al día de hoy hemos vivido una de los mejores beneficios de la apertura que nos ha hecho más productivos y más competitivos, conquistando mercados, beneficiando a nuestros trabajadores y nuestras cadenas de valor, y sobre todo ofertando en calidad y precio mejores productos a nuestra nación y al mundo.

Tenemos un gran sector exportador ganador ocupando los primeros lugares mundiales en muchos productos.

También reconocer los grandes esfuerzos y resultados de nuestro secretario Víctor Villalobos, que ya los ha logrado nuestro sector, reconocerle además recientemente el logro del acceso del plátano mexicano a China y que está por concretar el acceso del sorgo mexicano a esa nación.

Todo esto, señor presidente no sería posible sin el vital desempeño del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad, Calidad Agroalimentaria, que es Senasica y que representa aquí el doctor Javier Trujillo. Nuestro reconocimiento, doctor.

De los 180 países miembros de la Organización Mundial de la Salud Animal, México está en los primeros cinco países y valoramos, en todo lo que cabe, el gran apoyo en materia de sanidad e inocuidad alimentaria, recordando que este año fue declarado por la FAO el Año Internacional de la Sanidad Vegetal.

Pero también tenemos un sector perdedor, producto de esa gran apertura, los productores de granos y oleaginosas, en donde nuestros principales socios comerciales nos consideran estratégicos en sus países, prueba de ello es el Farm Bill de Estados Unidos y es el PAC europeo. Mientras México no iguale los apoyos que reciben los agricultores de nuestros socios comerciales, México será más dependiente de las importaciones de granos y oleaginosas, señores.

Prueba de ello es el impase en la OMC de la Ronda de Doha, donde no existe acuerdo al día de hoy en los apoyos agrícolas de los países industrializados versus los países, como México, en vías de desarrollo. Pero es importante señalar que todos los productores somos importantes, pequeños, medianos y grandes.

Señor presidente:

Reiteramos el apoyo del sector agroalimentario a su proyecto de nación, que es uno de los pilares y el que queremos lograr la autosuficiencia alimentaria y hacer del campo mexicano el motor del desarrollo del país, tal como hicimos en el año de la firma del Acuerdo Nacional para la Autosuficiencia Alimentaria, en Huetamo, Michoacán. El CNA se suma con su gobierno para generar desarrollo y bienestar de una manera sostenible y sustentable.

Estamos en la recta final de la ratificación del T-MECC, en espera de Canadá, lo cual alienta las expectativas de nuestro sector y país generando certidumbre y generando inversión. Esto es un gran logro de la anterior administración y de su gobierno.

Con el gran acompañamiento del sector privado mexicano, como cuarto de junto, en una de las alianzas público-privadas más exitosas en la historia de nuestro país.

Su gobierno ha encarado con firmeza las amenazas arancelarias que ha puesto en riesgo los intereses comerciales de México.

Hemos aprovechado la gran plataforma que tenemos con 13 tratados comerciales con más de 50 países, pero tenemos grandes retos en la diversificación de mercados y productos con terceros países, así como cuidar y fortalecer de manera importante nuestro fuerte mercado interno.

Tenemos una amplia agenda de negociaciones comerciales, está por ratificarse el nuevo tratado con la Unión Europea, nos preocupan las sensibilidades que existen con algunos productos del sector agroalimentario en la negociación con Brasil, estamos trabajando en un TLC con Ecuador, con la Alianza del Pacífico, entre otros.

Debemos de impulsar y ampliar los beneficios de un TLC con Japón, ampliar los protocolos pendientes con China y algo que es muy importante para nuestro sector, un tratado de libre comercio con Corea del Sur. Debemos apostarle a la diversificación de mercados y de productos.

México cerró el T-MEC con sus socios de Estados Unidos y Canadá el 30 de noviembre de 2018 y debido a presiones partidistas demócratas, México hizo concesiones extraordinarias en el tema laboral y ambiental, logrando concluir finalmente el 10 de diciembre del 2019 esta difícil negociación con Estados Unidos y he ahí un grave problema.

El 9 de enero del 2020 la Oficina Ejecutiva del presidente de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer dirige un escrito a los senadores y representante de los estados de Florida y Georgia en donde se compromete a trabajar en favor de los productores de esos estados, analizando algunos productos estacionales que pueden estar distorsionando su comercio.

Señor presidente:

Esta inadmisible acción de Robert Lighthizer es violatoria del T-MEC y de la OMC. No podemos como país someternos a acciones unilaterales que dañen el espíritu de justicia, equidad, transparencia y respeto al libre comercio.

Le pedimos respetuosamente que en caso que nuestro vecino del norte decida tomar acciones, México en base a sus facultades del T-MEC, a sus mecanismos, así como a la OMC, ejercerá una respuesta firme y contundente; y en caso de vernos afectados, sabemos que contamos con todo su apoyo y esto no lo podemos permitir, señor presidente.

Uno de los grandes retos que tenemos para insertar a los pequeños productores al desarrollo del sector, y para ello el principal proyecto de la Cuarta Transformación con el sector productivo agroalimentario nacional, ha sido coordinado y trabajado de manera intensa con nuestro gran aliado, el ingeniero Alfonso Romo Garza. Sin duda, grandes proyectos que detonarán la inversión y el desarrollo y el bienestar de las zonas menos favorecidas de nuestro país, proyectos que pueden ser un gran ejemplo de cómo el trabajo en conjunto y coordinado entre sector y gobierno pueden dar los frutos que todos esperamos.

Y he aquí los ejemplos, Maíz para México, en el cual la concurrencia y el trabajo conjunto de empresas de toda la cadena de valor y algunas instancias de gobierno se pueden concretar beneficios donde el centro de estos proyectos son los pequeños productores.

En el importante y trascedente proyecto Maíz para México, la valiosa labor de los habilitadores Confinece, Sader, Cimmyt, Accenture y CNA, también lo son los grandes socios pecuarios y transformadores y comercializadores, así como los importantes laboratorios y semilleros y asociaciones, entidades del gobierno que tenemos aquí en pantalla.

Les quiero pedir a todos muy respetuosamente un caluroso aplauso a este gran esfuerzo que impactará principalmente a los pequeños agricultores de nuestro país y fortalecerá importantemente a nuestro mercado interno.

Señor presidente:

Quedamos en espera de, cuando usted lo indique, se haga el anuncio nacional de esta trascendente alianza público-privada y, en mi criterio, la más importante del sector privado con la Cuarta Transformación.

Reconocemos los profesionales trabajos que han realizado el ingeniero Alfonso Romo, el doctor Víctor Villalobos, el doctor José Cacho, el ingeniero José Manuel Madero, el doctor Bram Govaerts, de CIMMYT; el ingeniero Andrés Garza y los integrantes de Accenture, quienes fueron clave para hacer realidad este proyecto.

Tenemos también un gran avance con los proyectos de la cuenca lechera del sur, sureste y etanol de azúcar de caña, etanol, azúcar o caña, algodón, trigo, cítricos, frijol y arroz para México. Estos proyectos han sido productos de la Visión 2030 que le presentamos, señor presidente, en su campaña a la Presidencia de la República, en donde alineamos los objetivos del proyecto de nación con la nueva propuesta de modelo de política pública.

Damas y caballeros.

Los grandes cambios generan grandes retos, pero también grandes oportunidades. Sólo creando riqueza se crea bienestar y se reduce la pobreza.

Cuando la riqueza que se genera es legítima es, a su vez, socialmente productiva, en un ambiente de justicia, seguridad y transparencia.

Como Consejo Nacional Agropecuario hemos padecido trascendentes y serios temas, el impuesto a la Ley de Aguas Nacionales, donde le agradecemos su valioso apoyo, un pronunciamiento en la mañanera donde indicó que no iba a haber impuestos al agua.

En 1996 nos transfirieron los módulos de riego, principalmente los agricultores pagamos cuotas donde se pagan los mantenimientos de canales, de drenes, de maquinaria y equipo. Se lo agradecemos mucho, presidente.

Agradecer al Poder Legislativo el no permitir el avance a la ley de protección a maíz alternativas, así como la secretaria de Gobernación, que ponía en riesgo el 70 por ciento de la producción nacional de maíces híbridos, que los maíces híbridos no son maíces genéticamente modificados.

Tercero. La NOM-051 de etiquetado frontal, en donde contamos con su valiosa intervención, señor presidente. Hicimos los mejores esfuerzos, no pudimos llegar a ningún acuerdo, la verdad, posiciones radicales de algunos miembros de su gobierno y donde, la verdad, nos preocupaba mucho que se satanizarán los alimentos, que no permitiera la reformulación ni los cambios de tamaño.

Es un tema donde el sector agroalimentario quiere construir, pero es un tema de corresponsabilidad, es corresponsabilidad de la Secretaría de Educación Pública, del gobierno federal, es responsabilidad de las familias, es de responsabilidad de los procesadores de alimentos, pero necesitamos en equipo sumar y no satanizar a los alimentos.

Nos preocupa la prohibición del uso de algunos plaguicidas sin un sustento científico, lo que pone en riesgo la competitividad de nuestros cultivos. Si no tenemos herbicidas, vamos a producir hierbas y las hierbas van a mermar la producción y nos va a complicar la vida.

Quinto. Lamentamos la drástica reducción del 27 por ciento del presupuesto al sector, eliminando o reduciendo drásticamente algunos programas que han sido fundamentales para el desarrollo del campo, programas como concurrencia de los estados, fomento a la agricultura, competitividad agroalimentaria, fomento ganadero, así como severos recortes a los apoyos de comercialización, financiamiento y aseguramiento al medio rural.

Es importante aclarar que estamos a favor y apoyamos los programas destinados a los pequeños productores. Es una deuda histórica que tenemos y es un compromiso generar su bienestar y el de sus familias de una manera sostenible y de una manera sustentable.

Lo que queremos en todos los programas es transparencia, eficiencia y que los recursos realmente tengan un impacto que se requiere.

Es fundamental ser más creativos para aprovechar el gran potencial que tenemos como campo y como mares.

Como sector, necesitamos reinventarnos, necesitamos que se cumpla la razón de ser del Estado mexicano: garantizar la seguridad de las personas y sus bienes en espacios de libertad.

Necesitamos certeza normativa, generando así una inversión nacional y extranjera, crecimiento y empleo, competitividad y emprendimiento, todo esto en un ambiente de meritocracia y educación de calidad.

Son nuevos tiempos y lo importante al final no son los cambios, sino la capacidad de podernos adaptar a ellos en un ambiente de igualdad ante la ley y las oportunidades.

Sólo los países que entiendan cómo crear riqueza con bienestar y respeten las libertades serán los grandes ganadores del siglo XXI, señor presidente.

Señor presidente:

El día que ganó las elecciones, recuerdo muy bien dos de sus discursos, el primero que fue en el hotel y luego después en el Zócalo.

A mí en lo personal, y hoy quiero compartirlo, me dio certidumbre y me dio confianza, sobre todo un párrafo que me quedó grabado.

Me gustaría compartirlo a toda la audiencia.

Por favor, el video.

(INICIA VIDEO)

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Reitero el compromiso de no traicionar la confianza que han depositado en mí millones de mexicanos. Voy a gobernar con rectitud y justicia. No les fallaré, no voy a decepcionarles, no voy a traicionar al pueblo. Mantengo ideales y principios, que es lo que estimo más importante en mi vida, pero también, confieso que tengo una ambición legítima, quiero pasar a la historia como un buen presidente de México.

(FINALIZA VIDEO)

BOSCO DE LA VEGA VALLADOLID: Cuente usted, señor presidente, que el Consejo Nacional Agropecuario trabajará para que su aspiración legítima se cumpla, que en un ambiente de unidad nacional, equidad, seguridad, igual de oportunidades, fortalecimiento de nuestras instituciones, crecimiento y mitigación de la pobreza le ayudaremos trabajando hombro con hombro para esta gran meta, y esta gran meta es que pase usted a la historia como un buen presidente de este nuestro gran país, nuestro querido México.

Muchas gracias.

MODERADOR: Escucharemos el mensaje en esta ceremonia de clausura que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos del Consejo Nacional Agropecuario:

Me da mucho gusto participar en esta asamblea. Acepté con agrado la invitación del ingeniero Bosco de la Vega porque esta organización siempre nos abrió las puertas en los momentos más difíciles, cuando no era fácil que nos recibieran, porque estábamos luchando en la oposición y esta organización siempre nos recibió.

Y, como todos sabemos, el ingeniero Bosco de la Vega es un hombre bueno, íntegro, un hombre honesto que estimo mucho por su firmeza, enfrentó a funcionarios de gobiernos anteriores, no se dejó, y es además un hombre transparente, claro.

Tengo la dicha también de contar con el apoyo de los representantes de las distintas organizaciones del sector empresarial, llevo muy buena relación con todas las organizaciones del sector privado y espero que continuemos así, porque necesitamos la unidad de todos los mexicanos para lograr la transformación de nuestro país.

Quiero decirles que vamos a seguir actuando para llevar a cabo los cambios que necesita México.

Consideramos que lo principal es acabar con la corrupción, desterrar la corrupción y ya iniciamos limpiando al gobierno de corrupción de arriba para abajo como se barren las escaleras. Y esto ayuda mucho porque no sólo se moraliza el país, se purifica la vida pública, sino también se obtienen ahorros y de esta manera podemos financiar el desarrollo.

Es mucho lo que se pierde cuando hay corrupción. México llegó a ocupar el lugar 136 en corrupción y creció mucho la corrupción en lo que nosotros llamamos neoliberalismo, en este periodo de 36 años se dio el saqueo más grande que se haya llevado a cabo en la historia de nuestro país y estoy incluyendo los tres siglos de dominación colonial, pero nunca habíamos tenido tanta corrupción como en el llamado periodo neoliberal.

Por eso tenemos confianza de que vamos a lograr el renacimiento de México, porque no vamos a permitir la corrupción y esto aplica actuando con rectitud, con integridad, con honestidad, de arriba hacia abajo.

Se llegó a decir, para justificar la corrupción, de manera absurda, que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México. Eso es una falsedad, en nuestro pueblo hay muchos valores culturales, morales, espirituales. La corrupción no se da de abajo hacia arriba, no es de los pueblos, de nuestras familias hacia arriba, es de arriba para abajo, el mal ejemplo lo dan los gobernantes. Por eso pensamos que vamos a lograr el propósito de transformar al país.

Si no hay corrupción, el presupuesto rinde y alcanza para atender las necesidades de la gente. No es necesario aumentar impuestos ni crear impuestos nuevos, no se necesitan gasolinazos, no hace falta contratar más créditos, endeudar más al país. Si no hay corrupción, se liberan muchos fondos para el desarrollo.

Y lo otro que es complemento de esta fórmula que estamos aplicando es el terminar con los gastos superfluos, con los lujos del gobierno. Ustedes lo saben muy bien porque son empresarios, si no controlan sus gastos van directos al fracaso, al despeñadero.

No puede haber gastos improductivos, sueldos elevadísimos para los altos funcionarios públicos, aviones, helicópteros, atención médica privada para los altos funcionarios públicos.

¿Cuándo se iba a preocupar un servidor público en que mejoraran los servicios de atención en el Issste, en el Seguro, en la Secretaría de Salud, en los centros de salud, en los hospitales si ellos podían ir a hospitales privados?

Se ejercían nada más para atención médicos a altos funcionarios seis mil millones de pesos al año, se hacían hasta cirugía plástica a costillas del erario, se estiraban. Todo eso se terminó, todo.

Imagínense, cuidaban al presidente ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial. Y no sólo era el número de elementos, sino lo que gastaban; precisamente en el viaje en que se firmó el tratado, el acuerdo preliminar, a Argentina en el avión presidencial, de entre otras cosas cobraron siete millones de pesos por servicios de internet para el viaje.

Entonces, todo eso nos permite decir que vamos a sacar adelante al país sólo acabando con la corrupción y acabando con el derroche, con los lujos.

Imagínense, ¡cómo se atreven a comprar un avión presidencial que nos iba a terminar costando siete mil millones de pesos! Un avión que, la verdad, no lo tiene, bueno, en este caso no lo tiene ni el presidente Donald Trump.

Se le afectó el avión al primer ministro Trudeau y le mandamos a ofrecer este avión y no respondieron, o dijeron que no podía utilizar un avión tan lujoso como el avión presidencial; que ahora, por cierto, aprovecho la oportunidad para decirles que lo vamos a rifar y que todo lo que vamos a obtener se va a destinar a equipos médicos en hospitales. Pedirles que nos ayuden.

Cierro el paréntesis para decirles si no hay corrupción y hay austeridad republicana, salimos. El año pasado ya se demostró, no aumentamos los precios de los energéticos en términos reales, no se aumentaron los impuestos, no se crearon impuestos nuevos, no aumentó la deuda pública y nos alcanzó para financiar el desarrollo.

En el caso del apoyo al campo, con todo el afecto que le tengo y mi reconocimiento como ya lo expresé al ingeniero Bosco, en lo del presupuesto tengo otros datos.

Es que ahí no se suma seguramente, porque siempre la inversión al campo se vincula con la Secretaría de Agricultura, ese sector agropecuario-pesquero, pero ahora como parte de los cambios, la Secretaría de Bienestar se ocupa también de impulsar la actividad productiva en el campo y es probable que no esté incluido el programa Sembrando Vida, que sólo ese programa este año son 26 mil millones de pesos.

Estamos hablando de un programa que va a pasar de 500 mil hectáreas a un millón de hectáreas, que significa sembrar árboles frutales, árboles maderables y significa darle empleo, el año pasado, a más de 200 mil sembradores, este año a 200 mil sembradores más, en diciembre vamos a estar dándole trabajo a más de 400 mil productores, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios. Entonces, sí se está apoyando al campo.

También como estrategia, porque sí, no es lo mismo, ya esto cambió, no estamos aplicando muchos programas, porque el que mucho abarca poco aprieta. En todas las secretarías, no sólo en Agricultura, había muchísimos programas, que siembra de hortalizas en azoteas, que siembra de frutales en campos experimentales, muchísimos programas, incluso aquí en ingeniero mencionó algunos, todos con aparato burocrático.

Al final de cuentas el gobierno estaba ensimismado porque el presupuesto no llegaba a la gente, al productor, se quedaban en las oficinas; ahora no, ahora son pocos; pocos, pero mejores.

En el caso de agricultura, ¿qué nos interesa?

Primero, Precios de Garantía, porque si hay precio, el productor ve cómo consigue el crédito, cómo consigue el tractor para la mecanización de la tierra, cómo consigue la semilla, cómo consigue el fertilizante si se asegura precio. Entonces, por eso los Precios de Garantía en cultivos básicos.

Quisiéramos ampliar el número de cultivos, decidimos empezar con maíz, con frijol, con arroz, con trigo harinero, incluir leche y estamos apoyando con este programa.

También iniciamos con pequeños productores, estamos apoyando primero a ejidatarios, pequeños propietarios, comuneros hasta 20 hectáreas dependiendo del cultivo.

Pero no nos vamos a quedar en eso, vamos a ir ampliando, porque lo que queremos es apoyar a todos los productores y lograr la autosuficiencia alimentaria de básicos, hacerlo de manera progresiva, que este subsidio del Precio de Garantía ayude más al pequeño productor, pero que también contemple al mediano productor y al que produce grandes cantidades para el mercado y para la exportación con el propósito de fortalecer el mercado interno, para allá vamos. Preferimos producir en México lo que consumimos que comprarlo.

Nosotros, entre otras discrepancias con los tecnócratas del periodo neoliberal, es que creemos que se tiene que fortalecer el mercado interno. Cuando abrieron el mercado, cuando abrieron la economía, llegaron a decir que no importaba que no se produjera en México lo que consumimos porque se podía comprar en el extranjero lo que hacía falta, en un mundo globalizado; nosotros no coincidimos con eso. Entonces, sí vamos a la autosuficiencia y al apoyo a los productores.

Otro programa que vamos a impulsar, el de los fertilizantes. Ya conocen ustedes la historia, da coraje y molesta a algunos, por eso no voy a insistir mucho, pero éramos autosuficientes en la producción de fertilizantes y en el periodo neoliberal nos volvimos dependientes y ahora tenemos que comprar los fertilizantes.

Se decidió en el sexenio pasado adquirir plantas para producir fertilizante. Es curioso, por la corrupción pueden ser partidarios de la privatización o del estatismo. Primero había que deshacerse de las plantas y luego a comprar las plantas y a comprar chatarra, y hacer jugosos negocios al amparo del poder público.

Ahora heredamos eso y tenemos que ponerlas a producir, porque son de los dilemas, la política, entre otras cosas, es optar siempre entre inconvenientes.

¿Qué hacíamos?, ¿ponemos en venta las plantas?, ¿cuánto nos iban a pagar? Muy poco porque se compraron a precios elevadísimos.

O lo que ya se había invertido se utiliza y echamos a andar la plantas. Bueno decidimos por lo segundo y ya vamos a producir fertilizante para ayudar a productores. Eso es otra cosa importante.

Decirles también que, como parte del combate a la corrupción, ya todos los apoyos van directos al productor, ya nada de que: ‘Soy de la Organización Campesina Independiente Emiliano Zapata y dame a mí el dinero y yo lo voy a entregar a los productores’. Eso se acabó, lo que diga mi dedito, porque se les entregaban miles de millones de pesos a las organizaciones y esto, hablando en plata, aplica para el sector social y aplica para el sector privado.

¿En dónde se quedaba el subsidio?

Arriba. Entonces, ya no es así, ahora es de manera directa. Lo que era el Procampo ya es Producción para el Bienestar y de manera directa al que realmente lo necesita.

Esto es lo básico, como ya lo mencioné, incluyendo el Sembrando Vida para fortalecer la producción de autoconsumo, básicamente para apoyar a pequeños productores.

Pero también nos importa mucho el apoyo a productores que siembran para el mercado y para la exportación, sean agricultores, ganaderos, pescadores.

¿Qué pensamos que se requiere?, ¿qué es lo que estamos haciendo?

Por ejemplo, es una demanda general el que cuidemos todo lo relacionado con la sanidad y estamos destinando recursos para ese propósito. Eso ayuda a todos los productores, es un subsidio, es un apoyo para cuidar todo lo relacionado con la sanidad.

¿Qué otra cosa también es importante?

El que podamos garantizar mercados, lo que se hizo en la negociación del tratado. Yo aquí quiero hacerle un reconocimiento a Jesús Seade, que fue el responsable de llevar a cabo la negociación por parte del gobierno en esta última etapa y consideramos que fue exitoso lo que se logró.

Esto que preocupa a Bosco, de que puedan venir inspecciones y afectar las exportaciones agroalimentarias, yo les comento dos cosas:

Una, que no olviden que se viven en Estados Unidos tiempos electorales y que allá, como aquí, como en cualquier país, cuando hay elecciones siempre hay pronunciamientos en ese sentido. Entonces, que tengamos paciencia.

Y, lo segundo, es que por Jesús Seade, porque fueron cosas que se revisaron, se logró que no se actúe de manera unilateral, es decir, que no se puedan cerrar los mercados nada más porque lo decide un gobierno.

Se logró algo importante, que cuando surja una controversia puedan participar panelistas de los tres países, y hay tiempos, hay métodos, hay procedimientos para esto; y también, como tú lo mencionaste, en el caso de que se cometa una injusticia, que se actúe de manera arbitraria, el Gobierno de México va a apoyar a los productores nacionales.

Y lo otro que también vamos a seguir tomando en consideración es el que no falten los créditos para el campo, eso va a continuar. Alfonso Romo, que es el jefe de la Oficina de Presidencia, es también el jefe coordinador de la política de crecimiento económico y él tiene también a su cargo todo lo que es la banca de desarrollo, la banca de fomento, y tiene indicaciones de apoyar la apoyar la actividad productiva con créditos para que de esta manera impulsemos el desarrollo del campo, desde luego todo esto acorde con la estrategia de garantizar la autosuficiencia alimentaria.

Es dar créditos para todos los productos, pero darles atención preferente a los alimentos, materias primas que necesitamos para nuestro consumo interno.

Termino diciéndoles que vamos a dar también otro giro en el sentido de que se va a voltear a ver más al sur y al sureste del país, porque se quedó rezagada esa región. No quiere decir que vamos a abandonar al norte, que vamos a abandonar al bajío, que vamos a abandonar al centro, es que vamos a darle atención al sur sureste, porque es donde menos ha habido inversión en los últimos tiempos.

La inversión pública del gobierno federal se ha orientado más hacia al centro, al bajío, al norte y muy poco al sur sureste, se puede probar esto con datos. También es donde tenemos más pobreza, donde hay más marginación; y tenemos que atender a todos, escuchar a todos, respetar a todos, pero hay que darle preferencia a los olvidados. Por el bien de todos, primero los pobres.

Y hay algo también importante en el sur sureste. Es donde está el agua del país, en el sur sureste está el 70 por ciento del agua del país y ahí se tiene que pensar también en eso. Ya no se puede seguir sobreexplotando los mantos acuíferos en algunos estados, en algunas regiones del país, mientras se tiene toda el agua que se necesita para el desarrollo agropecuario en el sur sureste. Entonces, invitarles para que se invierta en Veracruz, en Oaxaca, en Guerrero, en Chiapas, en Tabasco, en Yucatán, en Campeche, en Quintana Roo, invertir ahí, hay agua.

Y también una recomendación, que no consejo, pero piensen que vamos a destinar recursos al sur sureste, y que ya la gente no va a tener necesidad de migrar, va a tener trabajo en sus comunidades. Ese es el ideal que queremos convertir en realidad, que el mexicano pueda trabajar donde nació, donde están sus familiares, sus costumbres, sus tradiciones, sus culturas.

Entonces, ¿qué va a suceder?, ¿o qué cosa es lo que deseamos?

Que ya no tengan necesidad los de La Montaña de Guerrero, los de Oaxaca, de ir al norte por trabajo. Entonces, la mano de obra va a estar en el sur, en el sureste; claro, esto no va a ser por decreto.

Lo que queremos es que la migración sea opcional, no forzosa, que el que quiera irse al norte a Estados Unidos lo haga, pero que tenga posibilidad de trabajo también en sus lugares de origen; por eso va a ser muy atractivo para el desarrollo el sur, el sureste.

Ya va a ser muy difícil, hablando con franqueza, que se otorguen permisos para empresas de consumo excesivo de agua en el norte, en La Laguna, como si se están perforando pozos a dos mil, a tres mil metros y se está sacando ya agua contaminada. No se puede eso, como -lo digo con toda franqueza- poner plantas para producir cerveza en el norte, cerveza para exportar.

Claro que somos partidarios del libre mercado, pero tiene que haber planeación para el desarrollo, por el bien de todos tenemos que cuidar nuestro medio ambiente y tenemos que buscar un desarrollo horizontal, parejo, no sólo islas de progreso rodeadas de abandono, de pobreza. Eso no es lo que buscamos, queremos la modernidad, pero forjada desde abajo y para todos, y en este caso, que el desarrollo llegue a todas las regiones de México.

Yo termino felicitándoles por el dirigente que tienen. Es, repito, un hombre íntegro, defensor de los intereses de los productores. Me da mucho gusto compartir con ustedes estos momentos.

Y ahora sí, viene ya lo formal y protocolario.

Si se ponen de pie, porque vamos a clausurar esta asamblea número 36, Asamblea General Ordinaria del Consejo Nacional Agropecuario, siendo las 17:00 horas del día 27 de febrero del 2020.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *