Inicio » Noticias » Estatales » Ya no resulta engordar ganado
La sequía atípica de este año en el oriente del Estado ha afectado en gran medida a ganaderos.

Ya no resulta engordar ganado

WENDY UCÁN CHAN. DIARIO DE YUCATÁN.

Las ganancias están en la venta de becerros, dicen.

TIZIMÍN, Yucatán. El precio del ganado en pie mantiene una tendencia a la baja hasta de 10 pesos por kilo, lo que impacta a la ganadería local.

El panorama es incierto para los productores, pues en la actualidad el gobierno no está dando apoyos en programas de fomento ganadero como ocurría antes y por si fuera poco cada vez hay más recortes en los presupuestos, afirma José Alberto Loría Fuentes, presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL).

Con el apoyo de una estadística que han estado analizando en los últimos días en la agrupación, se han dado cuenta que el precio por kilo de becerros hasta el mes de septiembre del presente año estaba en 43 pesos, cuando el año pasado en ese mismo mes estaba en 54 pesos el kilo.

Señala que en la zona lo que más se vende y es rentable son los becerros, pues engordar ya no es muy costeable de modo que mejor se envían al centro del país o se exportan.

El líder ganadero afirma que en enero el precio del kilo del becerro parecía ser muy alentador, pues comenzó entre los 48 y 49 pesos hasta que en marzo comenzó a decaer en 44 pesos.

“Necesitamos ver que no siga cayendo porque, de lo contrario, muchos van a dejar la actividad y es lo que no queremos, sino que al menos se mantenga”.

Lamentablemente, dice, lo que les afecta es que hay una entrada “tremenda” de reses de contrabando por la frontera sur: “Son becerros que meten a nuestra zona para terminar de engordar y los consiguen más baratos porque vienen de ‘mojados’ es decir sin papeles y les ponen el arete amarillo y se vuelven mexicanos”.

“Por si fuera poco y es un dato curioso, es que la venta de la carne es muy cara, solo en la localidad el precio de la considerada popular está a 120 pesos el kilo contra 84 de cerdo”.

“Es verdad que ya cayó el precio de ganado, en pie pero los que venden la carne, es decir, las empacadoras o abastecedores no le bajan el precio y por lo tanto no se incentiva el consumo y no hay poder adquisitivo”.

Eventos en EE.UU.

“Otros factores externos que nos afectan en una mínima parte es que hace unos meses se siniestró una planta en Estados Unidos y disminuyó la demanda de animales; fue un accidente que ocurrió, y la semana pasada estalló una planta donde mataban 5 mil reses diarias, eso hace que nos afecte porque la demanda del becerro disminuye momentáneamente”, expresó.

José Loría indica que esta situación desanima a los productores y como Asociación busca alternativas como la ubicación de nuevos mercados porque nunca se había hecho.

La agrupación, señala, siempre se ha dado a la tarea a regular precios de los insumos, pero en el área de producción no ha hecho algo.

“Estamos buscando la manera de lograr esa comercialización, que esperemos sea a mediano plazo porque urge, estamos trabajando en hacer más corrales para acopio y concentrar a becerros para mandar quizá a engorda nacional y más adelante a exportación”.

“El panorama no es muy alentador y el gobierno solo está dando apoyos a pequeños productores con el programa Crédito Ganadero a la Palabra, pero al mediano que tiene desde 35 animales y hasta 150, porque necesita también apoyos para que no disminuya su ato”.

En cuanto a la comercialización, dijo que la tendencia de la venta se mantiene.

Por otra parte dijo que este año ha sido muy atípico y hay un mes de atraso en lluvias y las que han caído no han sido parejas.

“El pasto no creció lo que debía crecer por lo que la cantidad de forraje que se debió producir ya no es la misma, por lo tanto anticipamos un porcentaje menor de forraje para el año que viene y lo vamos a resentir”, advierte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *