Inicio » Noticias » Estatales » Ya ven frutos del programa “Sembrando Vida”

Ya ven frutos del programa “Sembrando Vida”

LUSIO KAUIL. POR ESTO QUINTANA ROO.

JOSE MARA MORELOS, Quintana Roo. El ex comisariado ejidal del Kilómetro Cincuenta, Leovigildo Nájera Pech, dijo que el programa Sembrando Vida es un plan del gobierno federal muy bueno, porque está ayudando a muchos productores a ocuparse en su propio ejido.

Indicó, en entrevista, que los campesinos del núcleo agrario del Kilómetro Cincuenta integrados al programa están trabajando la zona de cañadas, las zonas degradadas por quemas, donde se pensaba que las tierras ya estaban cansadas.

Pero, abundó, con el programa Sembrando Vida se está viendo que no, que esas tierras están rindiendo frutos. “Sembramos hace unos meses maíz, y ahora ya empezamos a cosechar elote y un poco de pepino”.

Y, agregó, que más adelante, también van a comenzar a bajar ibes, frijoles y calabaza y otros productos que se vayan a trabajar de aquí en adelante.

Manifestó que el programa ofrece una gran oportunidad para que la gente del campo vaya trabajando de nuevo las tierras y arranque de ellas productos para el consumo de su familia.

El programa Sembrando Vida contempla integrar en las áreas habilitadas como parcelas para la siembra de productos básicos como el maíz, el frijol y la calabaza, también plantas forestales.

Leovigildo Nájera Pech consideró importante que se cultive en esas parcelas árboles como el ramón, dado que éste sirve como forraje para el ganado y para los borregos.

Refirió que durante la temporada de secas, cuando escasea el pasto en los potreros, la gente que cría animales como los antes mencionados, siempre buscan el ramón para comprar.

La venta de ramón, siempre genera un ingreso para oxigenar la economía de la gente del campo, y eso es muy bueno para quienes contemplen el cultivo de esa planta en sus parcelas, expresó.

El ex comisariado ejidal dijo que trabajar dentro del programa áreas degradadas por incendios o por la actividad agrícola, es muy bueno, porque de esa manera se aprovecha, por un lado, la zona de quemadales y, por otro, se evita talar áreas forestales en los núcleos agrarios del municipio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *