miércoles , 21 octubre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Zarzamoras, fruto del que Michoacán produce 260 mil toneladas, previenen males y reducen colesterol
FOTO: PIXABAY.

Zarzamoras, fruto del que Michoacán produce 260 mil toneladas, previenen males y reducen colesterol

ALINE ESPINOSA. EL UNIVERSAL.

Esta frutilla posee minerales, vitaminas A, B y C, fibra y otras propiedades que fortalecen el sistema inmunológico del ser humano y con ello evita enfermedades como la tos, resfríos, constipaciones alérgicas, así como también contribuye a reducir las inflamaciones internas, entre otros.

En la actualidad, el conocer las propiedades nutritivas que poseen las zarzamoras, es tener el conocimiento de todos sus beneficios que obtiene el cuerpo humano al momento de consumirlas y más si estas, al disfrutarse de forma habitual frescas o preparadas en postres, mermeladas, jaleas, vinos y licores, tienen la capacidad de prevenir algunas enfermedades.

Esta frutilla es una planta silvestre de la que se aprovechan sus frutos, unas bayas pequeñas de color púrpura profundo —casi negro—  formada por muchas drupas unidas entre sí y algo acidas, cada una posee una semilla en su interior. Se comen frescas o preparadas y también es posible disfrutarlas congeladas.

Beneficios a la salud

La zarzamora contiene minerales, vitaminas A, B y C, fibra y otras propiedades que previenen enfermedades como la tos, resfríos, constipaciones alérgicas, contribuye a reducir las inflamaciones internas, fortalece la sangre y fomenta la coagulación, disminuyen el colesterol malo.

La vitamina C ayuda en la producción de colágeno y es una gran aliada en la prevención de enfermedades respiratorias y en el caso de las zarzamoras, 100 gramos te aportarán hasta 35 por ciento de la dosis de vitamina C recomendada cada día. Otra vitamina abundante en este fruto es la vitamina A, la cual fortalece el sistema inmune y ayuda a mantener huesos sanos.

En cuanto a la fibra, las zarzamoras son ricas en este tipo de hidrato de carbono, el cual ayuda a mantener un buen funcionamiento intestinal, además de regular el azúcar en sangre y mantener un nivel sano de colesterol. Comer 100 gramos de zarzamoras te aportarán el 14 por ciento de la fibra diaria recomendada.

Por último, al igual que otro tipo de bayas, las zarzamoras son muy ricas en antioxidantes, los cuales ayudan a prevenir en envejecimiento prematuro de las células al atacar “radicales libres”, es decir, los responsables del deterioro celular, el cual puede desencadenar en enfermedades como el cáncer.

FOTO: Twitter.

Sobre su cultivo

La página oficial del gobierno mexicano explica que la zarzamora se considera una fruta que coloca en alto el nombre de nuestro país en todo el mundo. Se cultiva en 13 estados, en particular en Jalisco, Colima y Michoacán. Este último produce alrededor de 260 mil toneladas, en sus municipios Los Reyes, Peribán y Tangancícuaro.

El principal mercado de las moras, según la Revista Mexicana de Agronegocios, es los Estados Unidos, país que compra este fruto a lo largo del año, y donde México es uno de sus principales exportadores debido a su estacionalidad.

Este fruto altamente nutritivo se clasifica en distintas variedades según el hábito de crecimiento: erecto, semierecto o rastreo o por la presencia o ausencia de espinas. Esto determina el nombre con el que pueden ser buscadas, de acuerdo con el estudio de la Universidad Autónoma Agraria de Saltillo, Coahuila.  Esta investigación resalta que las moras no resisten el frío, la mejor época de plantación es a fines de invierno o a principios de primavera para que las bayas no sean expuestas a altas temperaturas y lleguen a tener un buen enraizamiento, además, requiere de riegos frecuentes, sin embargo, son capaces de resistir largos períodos de sequía.

Esta investigación resalta que las moras no resisten el frío, la mejor época de plantación es a fines de invierno o a principios de primavera para que las bayas no sean expuestas a altas temperaturas y lleguen a tener un buen enraizamiento, además, requiere de riegos frecuentes, sin embargo, son capaces de resistir largos períodos de sequía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *